miércoles, 31 de diciembre de 2014

La evolución del amor Capitulo 13


Durante las siguientes dos horas, Min vagabundeo por las abarrotadas calles, tratando de pretender que no estaba buscando a Jun. Cada cara que pasaba se convertía en esos enormes ojos llenos de dolor y acusación. Cuando el no pudo más, Min regreso al carro y se dirigió a su casa, con los ojos medio cerrados por las lágrimas.

Logro subir las escaleras antes de colapsar. Se acurruco en el suelo del pasillo y sollozó sacando todo su dolor contra la pared que Jun había insistido de pintar de purpura. Ellos habían discutido por eso.

Min en ocasiones aun molestaba a Jun por eso. El presiono su mejilla contra la pared y se prometió que si Jun llegaba a casa, si le perdonaba, él podría pintar toda la maldita casa de purpura si así lo quería.

Varias horas después, Min despertó sobresaltado con el ruido de unas llaves en la puerta del frente. Se levantó del suelo, haciendo gestos mientras estiraba sus adormecidos y adoloridos músculos, y
se apoyó en el barandal para ver el vestíbulo.


― ¿Jun? ―grito hacia la puerta abierta. Se apresuró a bajar las escaleras de dos a la vez―. Dios, Me alegra que estés en casa, lo siento tanto, yo…

Cuando él vio a Hyun patino hasta detenerse. El alto hombre tenía uno de sus brazos alrededor de la cintura de Jun, y Jun se apoyaba a su lado con los ojos cerrados. El corazón de Min se detuvo.

―Hi, ― dijo Hyun, rompiendo el incómodo silencio.

―Hola. ―Min dijo felicitándose a sí mismo por mantener la voz calmada―. ¿Qué sucede?

Antes de que Hyun pudiera decir algo, Jun abrió los ojos. El dejo a Hyun y se lanzó hacia los brazos de Min. Jung Min lo sostuvo cerca, acariciando su cabello y bebiendo el familiar olor de su cuerpo.

―Hyun me trajo a casa. ―Jun se apartó para darle a Min una borracha sonrisa―. Yo estaba un poooco borracho.

Min vio a Hyun.
Hyun asintió.

―Más que un poco ―dijo―. Él estaba completamente ebrio. Nosotros nos encontramos en The Orange Peel, entonces hablamos un momento después del show. Estaba preocupado acerca de cómo
llegaría a casa, así que conseguí un taxi y lo traje hasta aquí. Espero ¿Qué este bien?

Hyun parecía nervioso, y Min sabía que debería de ser por él.

Cuadrando los hombros, se encontró con la mirada de Hyun.

―Claro que lo está. Gracias. Hyun, no quiero ser curioso, pero ¿me puedes decir de lo que hablaron tú y Jun?

―Le dije, Min―Jun murmuro contra el cuello de Min―. Quiero decir, sobre nuestra pelea. ¿Estás enojado?

―No, dulce corazón, no estoy enojado. ―Min levanto la cara de Jun y lo beso, saboreando el whiskey en la lengua de Jun.

―Siento haberme ido ―dijo Jun entre besos―. Supongo que sobre retraccione, quiero decir reaccione.

―No lo hagas, Yo estaba equivocado, amor. ¿Puedes perdonarme?

Jun sonrió, mostrando su hermosa sonrisa. ―Claro que lo hago. Te amo. Tonto.

―También te amo. ―Min lo beso de nuevo―. Ahora creo que deberíamos ir a la cama, ¿está bien? Hablaremos en la mañana. O más bien en la tarde, supongo.

Jun se rio. ―Sí.

Min vio a Hyun ¿, quien veía el suelo y se movía de un pie al otro. ―Hyun, ¿puedes quedarte un momento? Solo voy a llevar al niño del cumpleaños a la cama, entonces creo que deberíamos de
hablar.

Hyun asintió incómodo. ―Si, lo sé. Le diré al taxi que puede irse.

―Gracias. Bajo en un momento.

Min logro llevar a Jun por el pasillo hacia las escaleras antes de que sus piernas cedieran. Jun cayó de sentón, duro en las escaleras, carcajeándose. Sin una palabra, Hyun llegó al rescate. Juntos él y Min llevaron a Jun a la recamara y lo acostaron en la cama. Jun vio a Min su mirada desenfocada.

― ¿Oye, Minnie?

― ¿Si?

―Te amo. Y no eres un viejo.

Min sonrió. ―También te amo. ―Le quito los zapatos a Jun, entonces se inclinó y lo beso en los labios―. Ahora duerme. Regresare en un momento.

Los ojos de Jun ya estaban cerrados. ―Buenas noches, Hyun, Gracias.

―No hay problema hombre. ―Buenas noches.

Min apago la luz y él y Hyun bajaron las escaleras. Hyun siguió a Min en silencio al interior de la sala.

―Siéntate, Hyun―dijo Min―. ¿Te gustaría tomar un té?

―No gracias. ―Hyun se sentó tenso en la orilla de la silla, aun veía el suelo.

Min se sentó en el sofá. ―Hyun, ¿Que te dijo exactamente Jun?

Hyun levanto la vista, sus ojos oscuros más abiertos y llenos de miedo. ―El, um, dijo que ustedes tuvieron una pelea. Él dijo que tú creías que él y yo…que nosotros…bueno, tú sabes.

―Sí. Estoy avergonzado de decir que creí que había algo entre ustedes. Supongo que he estado algo inseguro últimamente. Pensé que Jun estaba cansado de salir con alguien más viejo que él, y tú y
él parecían sentir atracción el uno por el otro, así que yo_

―Lo sé ―Hyun interrumpió―. No tienes que decirlo, él me lo dijo.

Min reviso la cara de Hyun, tratando de leer su expresión.

―Lo estaba imaginando, ¿Hyun? Porque no creo que todo esté en mi cabeza. Subestime a Jun muy seriamente, pero sé lo que vi.

Hyun bajo los hombros como si tratara de desaparecer. ―No supongo que no lo imaginaste. Pero no es del todo como lo piensas.

―Entonces, dímelo, por favor. ―Min se inclinó y puso su mano en el brazo de Hyun. Los músculos bajo la piel dorada estaban tensos y temblando―. No te estoy acusando de nada. Ahora sé que
tú y Jun no han estado juntos. Solo quiero saber que fue. Cometí un terrible error esta noche, y lastime a la persona que más amo en esta vida. No puedo perderlo, Hyun. No quiero cometer un error de nuevo. Por favor ayúdame a saber que sucedió.

Hyun lo vio fijamente por un gran momento, entrelazando sus dedos juntos sobre su regazo. Min esperó.

―No es Jun―finalmente dijo Hyun―. Eres tú.



Continuara..........

3 comentarios:

  1. Por que nos torturas asi!!!!
    Porbre de min enamorado y viejito hermoso!!!
    Otro capi no seas mala!!!

    ResponderEliminar
  2. Baby ebrio, tan lindo!!!! Me quede O_O que quiso decir Hyun, , ni modo tendré que esperar

    ResponderEliminar
  3. Hyun se refiere a que él esta interesa en Min...¿Es eso?....El que le gusta no es Jun, sino Min....Vaya que sorpresa....¿que pasará?....¿como reaccionará Min?...

    ResponderEliminar